iStock.com/JANIFEST

Canadá está en boca de todos. No sólo como una broma entre los americanos, que desde que Trump llegara a la presidencia bromean con emigrar allí. También el primer ministro canadiense, el atractivo y carismático Justin Trudeau, ha llegado incluso a convertirse en un una especie de fenómeno de internet, conquistando los corazones de gente de todo el mundo con su ejemplo positivo de tolerancia, diversidad y diplomacia con buen humor.

Este país, el segundo más grande en superficie del mundo, se merece una mirada más atenta. Las primeras naciones llegaron primero, seguidas por los inuit, los franceses y los ingleses y todos ellos han dejado una huella que forma la diversidad del país. Hemos tratado de hacer un pequeño resumen para daros una idea general y algunos consejos de viaje de este inmenso país norteamericano de naturaleza deslumbrante y caracterizado por una sociedad multicultural. 

¿Por dónde empezar?

A no ser que tengas medio año de vacaciones, antes de ir a Canadá lo mejor es pensar bien de antemano cuál va a ser el punto fuerte del viaje. Dependiendo del tipo de vacaciones que tengas en mente, puedes alojarte en hoteles de lujo y descubrir ciudades animadas, o pasar semanas en bosques intactos durmiendo en caravana y observando el cielo estrellado en medio de la nada. Por otro lado, también puedes combinar vacaciones urbanas y de aventura: la mayoría de las ciudades están bien conectadas con vuelos regulares de Air Canada y muchas de ellas no quedan muy lejos de la omnipresente naturaleza. Un gran consejo para quienes tengan más tiempo y paciencia: con la línea transcontinental The Canadian puedes recorrer todo el país de este a oeste, de Toronto a Vancouver, y así viajar por el país admirando de cerca los puntos más significativos.

©️ iStock.com/AdonisVillanueva

La geografía de Canadá se podría describir de modo breve de la siguiente manera: al oeste, las montañas escarpadas de las cordilleras (entre ellas la montaña más alta de Canadá, el Monte Logan, con 5.959 metros de altura); al este, las suaves colinas de los Apalaches y, entre medias, las llanuras interiores que se extienden por la superficie inconmensurable. Algunas de ellas son muy verdes; en Canadá hay más de 46 parques nacionales y provinciales. Por otro lado, el país está cubierto de infinitos lagos de todos los tamaños, lo que convierte a Canadá es un paraíso para senderistas y pescadores.

Trineo con perros, esquiar sin pumas

Los más intrépidos no querrán abandonar nunca más Canadá. Las actividades son infinitas: por ejemplo, puedes hacer esquí, esquí de fondo, trineo tirado por perros y paseos con raquetas de nieve, especialmente en el estado federal de Columbia Británica, donde hay estaciones de esquí para principiantes y profesionales. Para los que vengan en verano, la oferta va desde senderismo, a rafting o irte de camping. Para esto último, los parques nacionales son un verdadero paraíso, además de que la mayoría dispone de camping propio. En las faldas de las Rocky Mountains se encuentran los parques más antiguos de Canadá: el Parque Nacional de Jasper y el Parque nacional Banff. Están muy bien comunicados desde Vancouver y las imágenes que puedes admirar son verdaderas postales de lagos turquesa y montañas majestuosas.

©️ iStock.com/MartinM303

Para que no te sorprenda un puma mientras estés esquiando o un oso estando de camping, es absolutamente recomendable informarse bien sobre posibles visitas animales, de la fauna que puebla los parques y alrededores.

Yes yes, oui oui – las ciudades de Canadá entre modernas y acogedoras

Si prefieres algo un poco más activo, en las ciudades de Canadá encontrarás lo que buscas. Toronto, Ottawa, Vancouver, Montréal: cada ciudad canadiense tiene un encanto personal. Una pequeña selección:

Toronto, el corazón financiero de Canadá, es una enorme metrópolis moderna y en plena tendencia. Esta ciudad a orillas del lago Ontario tiene una variedad cultural tan grande, que puedes saborear las riquezas culinarias del mundo entero.

©️ iStock.com/mdmworks

La ubicación de la tranquila Vancouver en la costa oeste es ideal si lo que quieres es unir vacaciones en una ciudad con naturaleza y esquí, ya que se encuentra en medio de las Rocky Mountains y cerca del Parque Nacional Banff. Un punto culminante es el Puente colgante de Capilano, un puente de cuerda suspendido en el aire a 70 metros de altura por encima del río Capilano. Desde él se tiene una vista espectacular, entre otras cosas, de la colección mundial más grande de tótems indios.

Los habitantes de la capital de Canadá, Ottawa, son bilingües en inglés y francés. Algo que merece especialmente la pena es el distrito del gobierno, una zona de la ciudad en la que podrías pensar que estás en medio de Londres. Una pequeña advertencia: Parliament Hill atrae a muchos turistas, así que hay que prepararse para colas de varias horas.

En Montréal la influencia francesa es especialmente fuerte, tanto en el idioma como en la arquitectura. La ciudad al suroeste de Quebec tiene una animada escena en arte, cultura y festivales, aunque en invierno el frío puede ser muy intenso.

Por eso en Montréal se ha construido el mundo subterráneo más grande del mundo: a través de un sistema de túneles con una longitud de más de 32 kilómetros, las estaciones de metro, tren, las tiendas, cines y salas de eventos están conectadas entre ellas. De este modo, los peatones pueden seguir haciendo su vida durante el duro invierno protegidos del frío.

©️ iStock.com/JANIFEST

Datos prácticos:

  • Hay campings tanto estatales como privados: los estatales son más baratos, los privados, por su parte, están mejor equipados.
  • Por lo general se requiere un visado para entrar, pero con el pasaporte europeo es suficiente con presentar un billete de vuelta y un permiso de entrada.
  • Para reservar un coche hay que tener al menos 21 años, a veces 25. Normalmente vale con el carnet de conducir nacional.
  • Se recomienda sin falta un seguro de viaje en caso de que el seguro propio no lo cubra: las estancias en un hospital pueden acarrear costes de entre 1.000 y 2.000 dólares canadienses.

 

¿Has estado alguna vez en Canadá? Si no es así: ¿qué lugar ocupa este maravilloso país en tu lista de destinos?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>