1. Sign Up

Country

Syria travel guide

5 tripwolf members like Syria
Syria
Syria
by Footprint

Syria

Ancient to Modern

Legend has it that when the Prophet Mohammed (PBUH -- "Peace be upon Him") approached the gates of Damascus, he refused to enter the city for fear of being so ravished by its beauty that he would forget the heavenly paradise his faith had promised him. Modern visitors to Syria’s capital might find this a little hard to believe, but anyone willing to look beyond the urban chaos will find an abundance of historical and cultural treasures. Most of these, including the Umayyad Mosque, Souk al-Hamidiyah and the Azem Palace, are situated within the old town walls. On the road north to Aleppo, you can stop off on Syria’s Mediterranean coast and pamper yourself at the seaside resorts that surround Latakia. Alcohol and beachwear are tolerated in this overwhelmingly Muslim country, but western tourists should exercise discretion in both areas to avoid offending local sensibilities. Those looking to explore more of the region’s diverse history will also enjoy Palmyra, Bosra, and Ma'loula.

Top 10 Things to do in Syria

voted by the tripwolf community
  • Ancient City of Aleppo

    7 votes

    Sight
    in Aleppo, Syria

    Named by ISESCO as the captial of Islamic culture. Located at the crossroads of several trade rout...

see all Top 10 in Syria

Latest Syria reviews (1)

  • You are currently not logged in. or register to write a review.

  • Que verFortalezas y palacios omeyas, iglesias, monasterios y campamentos militares bizantinos se levantan por doquier, en los sitios más insospechados, proporcionando al viajero momentos de belleza indescriptible: recorrer a la caida del sol Rasafa, ciudad bizantina en medio del desierto, ascender a Qalat al-Mudiq o a Qalat al-Saladin, fortalezas islámicas de tiempos de Saladino, o llegar hasta el conjunto monástico bizantino de Qasr Ibn Wardan, en tierras beduinas, lugares todos ellos poco o nada frecuentados por los turistas, puede hacer sentir modos de vida y tradiciones culturales de tiempos remotos. Los amantes de la historia y la arqueología pueden encontrar en este país lo más parecido a un paraíso: desde los asentamientos más antiguos, como Ebla o Ugarit (donde se descubrió el primer alfabeto), hasta mezquitas turcas del s XVI, pasando por enclaves hititas, templos fenicios, ciudades romanas todavía habitadas, como Bosra y Shakba, decenas de castillos de las Cruzadas o la mítica Palmira, capital del desierto en tiempos del Imperio Romano. Casi cualquier rincón, cada colina, cada pueblo, esconde riquezas arqueológicas dignas de mención. Y para quienes estimen el trato con la población y se interesen por los modos de vida, Damasco, Hama, Raqqa, y sobre todo Alepo, colmarán sus aspiraciones. Ajetreadas unas (Damasco y Alepo), pausadas otras (Hama y Raqqa), estas ciudades invitan al visitante a conocerlas profundamente, pues sus calles y sus gentes atraen al desconocido en un clima de confianza y amabilidad. Quizá haya que destacar por encima de todo Alepo, con su barrio armenio y su zoco, ejemplo éste de pervivencia de un tiempo que se resiste a desaparecer bajo las garras de la globalización. Una experiencia que no debería perderse ningún viajero que se precie de tal es dedicar al menos una tarde completa a deambular por sus callejuelas abovedadas sin rumbo fijo, dejándose llevar por los reclamos de las tiendecillas, las voces de los comerciantes y el bullicio de sus gentes. Itinerarios Lo más interesante de Siria se encuentra en una ruta, paralela a la costa, que va de norte a sur, y se puede recorrer en unos 15 días. Si llegas en avión a la capital, puedes comenzar tu recorrido en Damasco y visitar la ciudad antigua y la muralla romana. Siguiendo hacia el noreste llegarás a Palmira, donde puedes pasar dos días. Desde aquí, dirígete al este, visita el famoso castillo de los cruzados Crac des Chevaliers y sigue hacia la ciudad de Hama. La última escala de tu ruta se encuentra en Alepo, al norte, cerca de Turquía. Qué ver Damasco y Alepo son dos ciudades imprescindibles en Siria, además de ser las más importantes del país. Damasco, tiene a orgullo ser la ciudad más antigua del mundo aún habitada. La Ciudad Vieja, discurre alrededor de la Gran Mezquita Omeya, laberinto de estrechos pasajes y callejones por los que vale la pena perderse. Visita el Museo de Arte y Tradiciones Populares, el Museo Nacional y la Mezquita Omeya. Aleppo `la blanca´ -construida con mármol-, ciudad cristiana con más de 300 mezquitas. Su zoco, conserva el sabor original de Oriente Próximo. te sorprenderán la Gran Mezquita, con su minarete del s XI, y la catedral bizantina de Qala’at Samaan a 40 km. de Aleppo,-conjunto bizantino de la Iglesia de San Simeón el Estilita, anacoreta que permaneció durante 36 años encima de una columna, para estar más cerca del cielo, y encontrar su paz interior. Palmira (Tadmor, para los árabes) - monumental antigua ciudad romana- oasis inmenso de palmeras y olivos. Crac des Chevaliers, fortaleza templaria del s. XII en buen estado de conservación, ubicada estratégicamente en lo alto de una colina entre las cordilleras que separan Turquía y el Líbano, dónde se alojó Ricardo Corazón de León, en la época de las Cruzadas. Son lugares de visita obligada. Hama, a orillas del río Orontes, abarrotada de árboles, jardines y norias de agua, que mueven el agua del río, provocando un perpetuo sonido. Cuenta la leyenda que, al llegar el profeta Mahoma a las puertas de la ciudad, no quiso entrar en ella, pues no quería ver el Paraíso antes de morir. Y debe serlo, pues en ella siguen conviviendo en armonía los habitantes del barrio árabe, cristiano y judío. Visitar las norias (algunas de 20 m de diám). Apamea, al norte de Hama, las segundas ruinas más importantes del país, después de Palmira. Dotada de una verde campiña dónde se producen excelentes vinos sirios. Bosra. Fuera de la ruta principal, 150 Km al sur de la capital. Visita su teatro romano, en el interior de una fortaleza árabe,muy bien conservado. Malula Encajonado en un valle entre acantilados, las casas de se descuelgan de tal forma que las azoteas de unas sirven de paso para las de más arriba. Toda la ciudad es irreal, igual que el idioma que siguen hablando: el arameo. Además de las prósperas y modernas ciudades a la orilla del Mediterráneo, el viajero puede visitar otras antiguas ciudades como: Mari al borde del mítico Eúfrates, del III milenio a.C.; Ebla, del 2.500 a.C.; Ugarit, dónde se nació el primer alfabeto
    a couple of years ago report abuse

MY TRIP PLANNER

0

locations added to

how to plan your trip